Navidades ´18

Como ocurre con las otras sesiones que realizamos, nos gusta dedicar un ratito de la sesión a observar a los peques y ver como se comportan para saber como actuar con ellos. Hay peques que necesitan más tiempo para soltarse con nosotros y otros que lo hacen en cuanto llegan, es por ello que dedicamos el tiempo que necesiten y jugamos con ellos para romper el hielo, que nos conozcan y pierdan un poco la vergüenza. De esta forma, pretendemos que los niños se sientan cómodos y se muestren más naturales delante de nuestra cámara. Algún juego, una mirada o incluso alguna chuche nos ayuda a empezar a crear ese clima de confianza que tanto nos gusta antes de cualquier reportaje. Antes del día de la sesión os pasaremos toda la información y los detalles a tener en cuenta para el reportaje (ideas y recomendaciones de vestuario, pautas, horario… etc.).

Una vez terminado el reportaje hacemos una selección de las mejores fotografías y os pasamos un borrador con todas ellas para que podáis seleccionar cuales queréis en vuestra entrega y las editaremos todas para dejarlas fantásticas! Dependiendo de la carga de trabajo que tengamos esos días os entregaremos todas las fotos de la sesión en una o dos semanas y os mantendremos informados durante todo el proceso para que sepáis exactamente en qué estado nos encontramos en cada momento. En cada reportaje infantil os garantizamos un mínimo de 60 fotografías en alta resolución, sin marcas de agua y retocadas con mimo para que podáis hacer con ellas lo que queráis. Aun así, en la mayoría de reportajes suelen salir más de 30 imágenes preciosas de vuestros peques, si eso fuera así, os podréis beneficiar de diferentes promociones para conseguir fotos extra 🙂

Los reportajes de fotografía con niños suelen ser los más frenéticos y divertidos, así como los más naturales e imprevisibles. Disfrutamos como niños persiguiendo a los peques para robarles una sonrisa, una mirada o un gesto. Suelen ser los reportajes más naturales y menos planeados y esto les da un extra de magia y originalidad, ya que, cada reportaje como cada niño, son completamente diferentes!